Descripción

Más que nunca, el desarrollo sostenible es una de las principales claves económicas, institucionales y sociales para el siglo 21. Reconociendo la importancia y su papel como un negocio importante en el entorno de la comida rápida, KFC está comprometido a limitar el impacto medioambiental de sus actividades y también se busca involucrar a sus empleados en esta dirección.

Para ayudar a reducir las emisiones de residuos, se ha seguido una política activa para reemplazar algunos embalajes de cartón por papel (ejemplos: bolsas de patatas fritas, bolsas de pollo y algunas Hamburguesas de pollo). Un enfoque que involucra a todos los empleados a través de la separación de los residuos. Dentro de las especificaciones, se estableció un acuerdo con nuestros proveedores para hacer un uso responsable de papel.

KFC recupera de manera sistémica el aceite residual de las freidoras entregándolo a gestores autorizados para su conversión en biodiesel.

Disfruta del sabor del mejor pollo crujiente.

Ubicación tienda

Se encuentra en la planta alta